¿Sabes que puedes favorecer el placer y la respuesta orgásmica y aumentar tus sensaciones? Eso sí, para ello necesitas liderar tu sexualidad y poner en marcha algunas acciones. Aquí tienes las 8 claves que te ayudarán en este proceso:

Observarse y autoexplorarse
Revisar creencias acerca de la sexualidad
Gemir y dejar fluir la respiración
Abrazar el placer
Soltar emociones
Mover la pelvis
Olvidar las exigencias
Sentir la conexión con el cuerpo

Observarse y autoexplorarse

Conocer tus genitales y saber cuáles son las zonas de mayor placer y la mejor forma de estimularlas.

Revisar creencias acerca de la sexualidad

Ver qué pensamientos tienes acerca de la sexualidad y decidir cómo quieres vivirla actualmente. Es posible que cargues con mitos sexuales y estereotipos que has heredado de otras personas.

Gemir y dejar fluir la respiración  

Dejar que tu cuerpo exprese lo que estás sintiendo, en lugar de controlarlo y contenerlo por miedo o vergüenza.

Abrazar el placer

Si, por tu historia, sientes que no te mereces el placer, es posible que te incomode mucho recibir caricias y atención. Así que es momento de trabajar esas heridas del pasado para que puedas recibir con los brazos abiertos.

Soltar emociones

Trabajar todas esas emociones vinculadas a la sexualidad que te están impidiendo disfrutarla al máximo: la culpa, la vergüenza, la rabia, el miedo, la tristeza…

Mover la pelvis

Para que la energía sexual fluya, tiene que haber movimiento y sentir que tu pelvis no está rígida. Puedes apuntarte a danza del vientre o, simplemente, poner música y dejar que tus caderas bailen sintiendo cada movimiento desde el interior.

Olvidar las exigencias

El perfeccionismo, las comparaciones y los “debería” no son buenos aliados del placer.

Sentir la conexión con el cuerpo

Justo antes de experimentar el orgasmo, tensar algunos músculos del cuerpo (como los glúteos o las piernas) puede ayudar a desencadenar la respuesta orgásmica. Para ello, es importante conectar con el propio cuerpo y darle en todo momento lo que necesita.

Como puedes ver, estas claves nos hablan de dar pasos a nivel mental, emocional, físico y energético. Porque aunque los “trucos” que podemos usar para potenciar los orgasmos son más corporales (como el hecho de aumentar la tensión muscular), primero tenemos que crear todo un entorno que los favorezca, es decir, hacer los cambios internos que necesitemos para sentirnos libres sexualmente.

¿Quieres saber más? Resérvate los días 19 y 20 de enero de 2019 para disfrutar del Curso de Crecimiento Erótico. Hablaremos de placer, de eyaculación femenina, de masajes eróticos, de seducción, del deseo… ¡Un regalo para tu cuerpo y tu mente!